Cirque du Soleil
Cerrar
 
 

Sala de prensa

 

Materiales de prensa

Cirque du Soleil ofrece dosieres de prensa de sus distintos espectáculos e información sobre la empresa.

Cirque du Soleil

Todo comenzó en Baie-Saint-Paul, un pequeño pueblo cerca de Quebec (Canadá). Allí, a comienzos de la década de los ochenta, un grupo de personajes llenos de color deambulaban por las calles subidos en zancas, haciendo malabares, bailando, lanzando fuego por la boca y tocando música. Se trataba de Les Échassiers de Baie-Saint-Paul (los zancudos de Baie-Saint-Paul), un grupo de teatro callejero fundado por Gilles Ste-Croix. Los habitantes del pueblo quedaron impresionados por los jóvenes artistas y, entre ellos, se encontraba Guy Laliberté, que posteriormente fundaría y se convertiría en director general del Cirque du Soleil.
 
 
 

Semblanza

Hugo Gargiulo

Profesor de interpretación, Teatro Sunil

Los profesores de interpretación Hugo Gargiulo y Antonio Vergamini se incorporan a Corteo tras su paso por Teatro Sunil, la compañía de danza y teatro fundada por el director Daniele Finzi Pasca en Suiza en 1983.

Motivado por un profundo compromiso con los valores humanos, Daniele ha convertido la figura tragicómica del payaso en protagonista de las producciones del Teatro Sunil, como Rituale, Ícaro, Aittestás, Visitatio, Te Amo y Tres Tristes Tangos. En todas ellas, ha dejado plasmadas en escena todo tipo de emociones y experiencias humanas. Según él, Sunil se esfuerza por destacar la sensibilidad y la importancia del "teatro intimista".

Durante muchos años, Hugo Gargiulo y Antonio Vergamini han sido piezas clave del equipo creativo de Sunil, tanto en sus funciones de actores como de directores. Han trabajado muy de cerca con los artistas de Corteo (incluidos los músicos) para desarrollar sus dotes interpretativas y descubrirles el mundo de los payasos.

En palabras de Hugo: "Lo más difícil fue sacar el lado sensible de los acróbatas, acostumbrados como están a unas interpretaciones de carácter tan serio".

Trabajar con un reparto grande ha permitido a los dos profesores hacer realidad sus sueños artísticos. Sin embargo, muchos de los artistas con los que trabajan nunca han interpretado. Como cuenta Antonio: "La falta de experiencia es una limitación. Pero es también un incentivo para querer aprender. Lo más difícil fue sacar el lado sensible de los acróbatas. Queríamos que cada artista contribuyera a lograr algo único".

Cuando se le pregunta sobre el espectáculo, Hugo dice que se verán muchas imágenes oníricas y mucha humanidad sobre el escenario. "Los artistas no estarán ocultos tras el maquillaje ni sus disfraces, se mostrarán a sí mismos ante el público. Queríamos que los asistentes identificaran en sus rostros a los niños que una vez fueron y a los ancianos en los que se convertirán".

Hugo Gargiulo nació en Uruguay en 1965.