Malabarismo

Desde el momento en que pisa el escenario, Vladik capta la atención del público. A una coreografía estilizada que resalta su increíble flexibilidad, le incorpora un número de malabares a un ritmo vertiginoso y con toques de danza moderna. La extraordinaria precisión y maestría de Vladik quedan demostradas cuando lanza al aire siete pelotas al mismo tiempo.