Báscula

Teeterboard lanza a los artistas al aire, donde ejecutan quíntuples saltos mortales con tirabuzón, y eso es solo el preludio, ya que los acróbatas hacen lo mismo a más de 9 metros sobre el escenario con unos zancos de metal sencillos y dobles sujetos a las piernas.