Rueda de la muerte

La Rueda de la muerte de KOOZA, de 725 kg, gira a velocidades de infarto, movida únicamente por los dos artistas que la hacen girar en un sentido y en el contrario en una demostración de intrépida acrobacia y sorprendente trabajo en equipo que desafía a la muerte. Al igual que en el Funambulismo, la Rueda de la muerte se coloca en diagonal desde el escenario de la izquierda al de la derecha para romper la simetría habitual y llevar la acción lo más cerca posible del público.