Jeanne Dioman Gbou

Entrevista

Mayor logro artístico antes de unirse al Cirque du Soleil:

Mi grupo de danza ganó el Festival internacional de teatro para el desarrollo de África.

Háblenos de su experiencia artística antes de unirse al Cirque du Soleill:

Fui miembro del Ballet nacional de Costa de Marfil, un grupo de danza tradicional y una compañía de danza contemporánea africana llamada Terzo.

  • Jeanne Dioman Gbou
  • Costa de Marfil
  • Danza africana
¿Cuándo entró a formar parte del Cirque du Soleil?

En abril de 1999, con Dralion.

¿Cuál fue su primer contacto con la organización? ¿En qué contexto ocurrió?

Vinieron personas del departamento de Casting del Cirque a Costa de Marfil en 1998 para ver el espectáculo de mi grupo y filmar la representación.

Háblenos de su audición, capacitación o taller de trabajo.

La representación que filmó el Cirque fue en cierto modo mi audición. Poco después, el Cirque me llamó para preguntarme si quería trabajar con ellos.

¿Cómo fue su integración (en Montreal o en el espectáculo)?

Mi integración en el papel fue un poco difícil, porque el tipo de danza que tenía que interpretar era diferente al estilo de danza al que estaba acostumbrada, muy tradicional.

¿Cómo le permite expresarse en su disciplina el hecho de formar parte del Cirque du Soleil?

Mi papel en Dralion me permite exteriorizar mi energía interior, gracias a la cantidad de movimientos rápidos y enormes expresiones faciales.

¿Qué es lo que más le gusta de formar parte del Cirque du Soleil?

Me gusta tener la oportunidad de trabajar y vivir con personas de diferentes culturas y disciplinas, algo que no podría haber vivido en Costa de Marfil.

¿Cómo fue la transición de su anterior carrera al Cirque?

Fue muy bien. La única diferencia es que ahora interpreto la misma danza todos los días.

¿Por qué recomendaría a un artista que entre a formar parte del Cirque?

El Cirque me ofrece la oportunidad de hacer lo que me gusta y aprender de muchas personas diferentes.

¿Cómo es la vida cuando se está de gira?

Me encanta. La vida en las giras es muy divertida, ¡es fabulosa! Lo único es que no siempre tenemos el tiempo suficiente para nuestros asuntos personales.