Zara Tellander

Entrevista

Háblenos de su experiencia artística antes de unirse al Cirque du Soleil:

Estudió música a tiempo completo durante 7 años en Suecia, donde obtuve una maestría de la Universidad de Música de Gotenburgo. Después de obtener mi título, trabajé como cantante autónoma en diferentes conjuntos y en solitario, y trabajé como profesora de canto.

Además de actuar, también compuse y arreglé música para mis conjuntos, mis estudiantes y yo misma. He hecho grabaciones de radio, apariciones en TV, muchas actuaciones en directo y en 1998 grabé un CD con el trío vocalista Envisa.

También he tomado cursos de improvisación teatral. En 2000, tomé clases en la escuela Loose Moose Theatre Summer School de Calgary, en Canadá. También hice actuaciones con un grupo de improvisación de Suecia durante un par de años.

  • Zara Tellander
  • Suecia
  • Canto
¿Cuándo entró a formar parte del Cirque du Soleil?

El 19 de marzo del 2002.

¿Cuál fue su primer contacto con la organización? ¿En qué contexto ocurrió?

Resulta que un día, estando en Suecia, encendí la televisión cuando el canal 4 presentaba Quidam. Me picó la curiosidad y busqué en internet para averiguar más cosas sobre la compañía. Vi que usaban cantantes en directo y la voz sobre el escenario en un contexto circense, algo que resultaba nuevo para mí.

De modo que envié mi CD de demo y seis semanas más tarde recibí una llamada del departamento del Casting. Seis semanas después de la llamada, estaba en Montreal, trabajando en la creación de Varekai.

¿Cómo fue su integración en Montreal y en el espectáculo?

Pasé cinco semanas con la creación en Montreal antes del estreno de Varekai. Fue mucho trabajo, en el que pasamos largas horas, y en general una experiencia abrumadora, tratando de acostumbrarme a los otros artistas, provenientes de todas partes del mundo, y de captar cómo funcionaba el equipo de creación y de cómo evolucionaba el espectáculo. La creación de un nuevo espectáculo es un trabajo muy intenso, pero tenía entrenadores que me ayudaron, lo que resultó muy útil.

En cuanto a mi segundo espectáculo, “O", ya conocía Cirque, de modo que la integración fue rápida y sencilla. El espectáculo es más antiguo, y todo estaba meticulosamente preparado para mi llegada. A la semana ya estaba prácticamente integrada. Un detalle que me llegó al alma fue que el equipo de sonido de “O" se puso en contacto con mi antiguo jefe de sonido para saber cuáles eran mis preferencias en cuanto a la mezcla de monitores. Me hicieron sentir muy bienvenida.

¿Cómo le permite expresarse en su disciplina el hecho de formar parte del Cirque du Soleil?

Es cuestión de equilibrio. Evidentemente, tengo otro tipo de libertad para expresarme artísticamente cuando canto mis propias canciones en mi propio contexto, pero por otra parte, las influencias de otros enfoques artísticos amplía mis horizontes como artista.

Con el Cirque hay que respetar un cierto concepto de espectáculo, pero siempre existe el modo de utilizar las cualidades únicas de uno dentro del mismo concepto. A veces es difícil dilucidar dónde está ese límite entre la “libertad artística" e “integrarse en el espectáculo". Muy a menudo, el equipo artístico, jefe de banda o compositor pueden resultar de gran ayuda en esas situaciones.

En lo que a mí respecta, cada vez que siento la necesidad de expresarme “totalmente a mi manera", me dedico a otros pequeños proyectos creativos en mi tiempo libre.

¿Qué es lo que más le gusta de formar parte del Cirque du Soleil?

Viajar, aprender cosas nuevas, conocer a personas que nunca habría conocido de otro modo, ver a personas que dominan disciplinas cuya existencia ni siquiera imaginaba probar comida de otros países, hablar otros idiomas, recibir influencias e inspiración de músicos de China, Senegal, Canadá, Estados Unidos, Polonia, etc., trabajar mucho juntos para satisfacer al público dos veces al día, ir más allá de mis límites… existen muchas razones.

Cuando se encuentran tantas culturas, también aprendo mucho de la mía y de mí misma. Amplía mis perspectivas y lleva a conversaciones interesantes a diario. ¡Por no mencionar que puedo trabajar como cantante a tiempo completo!

¿Cómo fue la transición de su anterior carrera al Cirque?

La transición fue muy rápida. No tuve ni tiempo para pensar. Fue un cambio de vida muy radical. Durante la gira, nos apoyábamos los unos a los otros, ya que todos estábamos en la misma situación de cambio.

¿Por qué recomendaría a un artista que entre a formar parte del Cirque?

¡Cada persona debería formar parte del Cirque por sus propias razones! Es una magnífica ocasión de aprender muchas cosas… pero eso depende de nuestro nivel de curiosidad.

Tomé mi decisión final en base a un pensamiento: “Cuando sea muy mayor, no quiero mirar atrás y preguntarme qué habría pasado si hubiera aceptado ese trabajo en ese circo… »

¿Cómo es la vida cuando se está de gira o en Las Vegas?

La vida de gira es como estar casada con 150 personas que no elegiste. ¡Viajamos en grupo y sabemos demasiadas cosas de los otros! Por otra parte, a fuerza de viajar de ciudad en ciudad, sabemos que podemos confiar en los otros y contar con ellos, pase lo que pase. La vida de gira es muy dinámica, y también muy diferente dependiendo de un espectáculo a otro.

La vida en Las Vegas es absolutamente diferente. El horario de los espectáculos está planificado con mucha antelación y podemos tener una vida “normal", con una casa, auto, familia, pasatiempos, jardín, etc.