1,000 brazos y palos

Inspirados por una danza ritual de Indonesia, un conjunto ominoso de bailarines vestidos de negro y plateado realizan una coreografía que deja una imagen indeleble de una mujer con mil brazos. La diosa Pavo Real reaparece con un aspecto ominoso y aparta a Miranda, mientras surge un bosque de palos inspirado por una tradición circense vietnamita, para crear un portal al inframundo, por el cual debe pasar Romeo.