Trampolín doble

Encerrados en la cerca, los jóvenes se arrojan por los aires, retorciéndose y girando en un lúdico y acelerado intento de escape, al principio de la gravedad y luego de su prisión. Logran varias proezas aparentemente imposibles, como aterrizar sobre las palmas de otro artista o correr por una mini plataforma inclinada en un ángulo pronunciado.