Sincronización del caos de 1900

Una locomotora llega a la estación de trenes y deja un variopinto grupo de pasajeros del siglo XIX: excéntricos, acróbatas, un malabarista, percusionistas y bailarines en sus mejores trajes. En una combinación de acrobacias, percusión y coreografías, ellos crean dentro del gabinete de curiosidades un ambiente festivo que irradia libertad y encanto.