El dúo de cuna ruso

Un hombre fuerte y una muñeca con cara de porcelana que despiertan por una descarga eléctrica emergen de su caja musical y cobran vida. Los dos artistas escalan a la cima del aparado de 4 metros de altura. En un número basado en la confianza mutua, el atrapador se convierte en un trapecio humano y lanza a su compañera en el aire donde realiza saltos mortales cada vez más intrincados.