Diábolo

El diábolo (o yoyo chino) es un juego de niños que los chinos convirtieron en un arte. El artista sostiene dos palillos unidos por una cuerda en la que se balancea, se hace malabarismo y se lanza al aire un carrete de plástico. Mientras hipnotiza al público, intenta superar cada truco en este deslumbrante juego de ingenio y destreza.